Los sistemas ERP tienen la gran ventaja de poder adecuarse a las necesidades específicas de cada empresa por lo que es posible encontrar en el mercado soluciones ERP especialmente diseñadas para un tipo o sector de negocio.

Un software ERP de logística y transporte facilita la gestión de los procesos relacionados con el almacenamiento, el transporte y el control de stock de una empresa, así como la gestión de pedidos y trazabilidad de los productos en el ciclo logístico.

Por qué elegir un ERP para logística y transporte

Dependiendo del modelo de negocio, una empresa puede depender de su logística y transporte para poder hacer llegar a los clientes sus pedidos de forma rápida, precisa y en perfecto estado. Cuando en una empresa la logística es uno de los aspectos principales debe utilizarse una herramienta especializada para poder optimizar al máximo todos los procesos y flujos de información que se realizan en esta área. Con programas tradicionales se podrá optimizar el área de logística y transporte, pero no se conseguirá el nivel de integración con todos los niveles de la empresa que se alcanza con una solución ERP que integra el módulo de logística con el resto de áreas del negocio.

Los principales beneficios que se obtienen al implementar un ERP para transporte y logística son:

Incremento de la productividad

Con un ERP para almacenes se podrán optimizar todos los aspectos relacionados con gestión pedidos, recepción de mercancías, rotación de stock, sistemas de almacenaje, organización del personal de almacén y transporte, entre otros.

La automatización de procesos repetitivos, la asignación de tareas de forma inmediata y el control preciso del almacén permitirá preparar los pedidos de forma más rápida y comenzar el proceso de transporte y entrega al cliente en mucho menos tiempo. De esta manera, todo el negocio incrementará su nivel de productividad, actuando de una forma mucho más ágil y ahorrando costes al aprovechar de forma óptima sus recursos.

Aumento del nivel competitivo

Cuando una empresa incrementa su productividad consigue que su nivel competitivo aumenta. La agilidad en los procesos logísticos otorga a la empresa un mayor nivel de eficiencia y rapidez que le permite competir de forma mucho más fiable en el mercado.

Utilizar un ERP para transporte y logística es un elemento diferenciador con la competencia que servirá para alcanzar una mejor posición en el mercado y conseguir que los clientes prefieran los productos y servicios de la empresa por su capacidad de entregarlos en los plazos fijados y en perfecto estado.

Mayor satisfacción de los clientes

Vivimos en la era digital donde muchas las compras y contratación de servicios se realizan por internet. En este entorno globalizado y altamente competitivo, los clientes cada vez son más exigentes y demandan que sus compras sean entregadas casi de forma inmediata.

Para conseguir satisfacer esta necesidad de los clientes es necesario que la empresa optimice toda su cadena de suministros, para ser más rápidos y eficientes a la hora de la entrega de sus productos.

Un ERP con un módulo especializado en logística y transporte mejora todos los procesos relacionados con la recepción, almacenaje y preparación de pedidos, haciendo que el flujo de mercancías sea mucho más rápido. Estas herramientas hacen que la cadena de suministro de un negocio funcione de forma mucho más ágil, reduciendo los tiempos de entrega al cliente, sin que por ello se vea afectada la calidad del producto o servicio, o se incrementen los costes.

Con el uso de un ERP para transporte, los clientes de la empresa recibirán sus pedidos en el tiempo acordado y su grado de satisfacción será mayor, por lo que es probable que vuelvan a confiar en la empresa en el futuro, y que la recomienden en sus círculos cercanos.

Eliminación de errores

Un ERP de logística gestiona de forma óptima todas las tareas del día a día de un almacén y en el transporte de los productos de la empresa. Con la integración de esta herramienta con otras áreas del negocio y la automatización de tareas repetitivas, aparte de acelerar los procesos, se eliminan muchos errores debido al uso de herramientas no integradas y obsoletas, o a errores asociados a la realización manual de estas operativas.

Con un ERP se pueden eliminar riesgos peligrosos de almacenaje, como la temida rotura de stock que deja sin algún producto a la empresa impidiendo ventas y proyectando una mala imagen del negocio.

Cómo elegir un sistema ERP para logística y transporte

Un software ERP para transporte debe incluir un módulo avanzado para la gestión de la logística y el transporte. Los principales aspectos que debe manejar este módulo son:

Gestión de almacén

Una funcionalidad básica que debe tener un ERP es la de gestionar todas las operaciones del día a día de un almacén como la recepción de mercancías, la rotación de stock, ubicación de productos, la expedición de mercancías y la conservación y mantenimiento.

La integración del módulo de logística y transporte con el resto de módulos del ERP permitirá que otras áreas de la empresa puedan acceder a información importante del almacén en tiempo real. Por ejemplo, un vendedor puede consultar si se dispone de stock en el almacén de forma instantánea desde la localización donde se encuentra el cliente y consultando a través de su teléfono móvil. De esta manera se podrán cerrar muchas más ventas, algo fundamental para el éxito de todo negocio.

Gestión de pedidos y trazabilidad

Otro aspecto que se optimiza para alcanzar mejores resultados es la gestión y trazabilidad de los pedidos. Con un ERP de logística se podrán preparar los productos en el almacén desde el mismo momento que se realice el pedido, al sincronizarse la información en tiempo real de las áreas de ventas y almacén.

El ERP permite conocer en todo momento el estado de un pedido y en qué lugar se encuentra dentro de la cadena de suministro de la empresa. Esta información aporta un mayor nivel de seguridad y permite reaccionar de forma inmediata ante cualquier incidente que pueda retrasar la entrega de pedidos.

Control de stock

El control de inventario es fundamental para el funcionamiento óptimo de una empresa. Desde la recepción y verificación de mercancías, pasando por su clasificación y almacenaje, hasta su preparación y distribución a los clientes, un ERP mejora todos los procesos relacionados con cada una de estas fases, aportando un mejor control de las mercancías. Estos programas sirven para hacer un mejor uso de los recursos disponibles en el departamento de logística y transporte, con lo que se consigue ahorrar muchos gastos relacionados (como rutas de transporte no rentables o preparación de pedidos sin un correcto orden de prioridad).

Con un control de inventario a través de un ERP se podrá sincronizar el stock existente en almacén con los datos de un e-commerce de la empresa, por ejemplo. De forma automática, cuando se produzca una venta online, se recibirá de forma automática e inmediata en almacén la orden correspondiente para la preparación del pedido y su envío al cliente. De esta forma se consigue un alto grado de rapidez y eficiencia necesario para competir en el mercado actual.

Gestión de vehículos de transporte

La flota de vehículos de la empresa es uno de los recursos más importantes a gestionar para conseguir optimizar la cadena de suministros. Con un software ERP para transporte se podrán generar partes de carga al instante que eliminarán errores a los transportistas y gestionar todos los vehículos (datos técnicos, reparaciones, control de consumo de combustible, etc.).

Una mala gestión de los vehículos de una empresa supone un incremento significativo de los gastos del departamento de logística y transporte, un retraso en los tiempos de entrega y riesgos de extraviar pedidos o entregarlos de forma incorrecta.

Flexibilidad, movilidad y escalabilidad

Un buen ERP para logística y transporte debe destacar por características como la flexibilidad, la movilidad y la escalabilidad.

El ERP debe adaptarse a las necesidades de almacenamiento y transporte del modelo de negocio de la empresa. Debe contar con las funcionalidades necesarias para poder cubrir con toda la operativa diaria de un almacén.

El programa debe permitir una movilidad para que los distintos miembros del departamento de logística y transporte puedan acceder a la información, introducir datos o reportar incidencias, sin necesidad de estar en las propias instalaciones de la empresa. Por ejemplo, un transportista podrá reportar desde la propia carretera una incidencia que se ha producido durante el transporte y que puede afectar al horario de entrega de una mercancía. De esta forma el departamento de atención al cliente podrá avisar de forma inmediata al cliente sobre la situación.

El software de gestión y planificación de recursos debe poder implementar nuevas funcionalidades necesarias para las operaciones de logística y transporte de forma rápida y sencilla. Un programa escalable ERP podrá dotar de las herramientas necesarias al almacén cuando surjan nuevas necesidades. La escalabilidad es una característica fundamental del ERP para poder adaptar el negocio y poder aprovechar nuevas tendencias y oportunidades del mercado.

Un software ERP para logística y transporte aporta a un negocio muchos beneficios a la hora de gestionar su almacén de forma óptima y acelerar el flujo de mercancías en su cadena de suministro. En un mercado tan competitivo y exigente como el actual, una herramienta ERP es indispensable para dar respuesta inmediata y tomar las mejores decisiones a nivel logístico, con el objetivo de entregar en el menor tiempo posible los pedidos a los clientes.