Todo el mundo ha oído hablar de los análisis financieros. Sin embargo, la mayoría de las personas no conoce la importancia que tiene.

Un buen análisis financiero puede detectar problemas estructurales de una organización que de no subsanarse acabarían con la quiebra de la misma.

Además, aprovechar el análisis financiero en una empresa aporta múltiples ventajas que se traducen en unos mejores resultados anuales.

Vamos a ver qué es y para qué sirve el análisis financiero y cómo sacarle provecho.

Qué es el análisis financiero

El análisis financiero se refiere a una evaluación de la viabilidad, estabilidad y rentabilidad de un negocio, sub-negocio o proyecto mediante el cálculo de indicadores financieros que expresan la liquidez, solvencia, eficiencia operativa, endeudamiento, rendimiento y rentabilidad de una empresa.

Este análisis es realizado por profesionales que conocen qué datos son necesarios y obtienen la información precisa para que resulte útil y poder sacar el máximo provecho de él.

De no realizarse por profesionales y con los datos correctos, el análisis financiero sería incorrecto y arrojaría datos erróneos que pueden llevar a una mala interpretación de la situación de la empresa.

Esto haría que se tomaran decisiones incorrectas que pueden afectar a la viabilidad de la organización.

Para qué sirve el análisis financiero

El análisis financiero tiene como objetivo la evaluación de la situación actual de una empresa. Con ello puede analizarse su endeudamiento o rentabilidad y realizar pronósticos para saber qué resultados se esperan de ella.

Además, con el análisis financiero es posible calcular el rendimiento de las inversiones y conocer la viabilidad o no de un negocio.

Con todos estos datos podrán realizarse informes con los que se comparan diferentes años o empresas para conocer la evolución que está teniendo la compañía y qué está haciendo en comparación con su sector.

En este informe suelen aparecer calculados diferentes indicadores que facilitan la lectura de la información. Estos índices son:

  • Índices de liquidez.
  • Índices de rentabilidad.
  • Índices de actividad y rotación.
  • Índices de endeudamiento.
  • Índices de cobertura.
  • Índices bursátiles.

Estos informes tienen como utilidad principal ofrecer información a las personas interesadas, bien para tomar decisiones en la empresa o para invertir en ella, por ejemplo.

Las principales personas que utilizan la información del análisis financiero son:

  1. Accionistas. Lo más interesante para ellos es conocer la rentabilidad pues depende de ello el importe que cobrarán. También lo utilizan para la administración de la empresa.
  2. Acreedores comerciales. Les interesa saber la liquidez de la empresa para asegurar el cobro de la deuda.
  3. Obligaciones (bonos y pagarés): se preocupan por la cobertura a largo plazo y la capacidad de flujo de efectivo de la empresa para atender su deuda.
  4. Asesores de inversión: analizan la información financiera de diferentes empresas para dar un mejor servicio a sus clientes.
  5. Bolsa de Valores: las sociedades anónimas que cotizan en la bolsa deben proporcionar información financiera de manera periódica.

Qué datos se usan para el análisis financiero

Para poder llevar a cabo un análisis financiero se necesita acceder a algunos datos.

Estos datos se refieren principalmente a los datos contables de la empresa a través de los estados financieros, ratios, índices y cualquier información relacionada con el contexto en el que se desenvuelve la empresa.

Análisis financiero horizontal y vertical

Existen principalmente dos formas de analizar los datos contables y económicos de una empresa, mediante el análisis financiero horizontal o mediante el análisis vertical.

Ambos son el primer paso para analizar los estados financieros y cuyo objetivo es mostrar la variación de porcentajes anualmente y el peso de una cuenta en la masa patrimonial.

Aunque son una herramienta básica, permiten ver tendencias y conocer si los resultados de la empresa son los esperados.

El análisis vertical trata de mostrar la participación de cada una de las cuentas de los estados financieros (balance y pérdidas y ganancias) como un porcentaje. Permite medir la composición de activo, pasivo y neto. Es muy útil para comparar distintos periodos o distintas empresas del mismo sector.

El análisis horizontal se utiliza para identificar cuáles han sido las variaciones de las cuentas que forman parte de los estados financieros. Con esto se puede saber si han aumentado o disminuido con respecto al período anterior.

Esta herramienta ayuda a conocer la evolución de una organización y si su gestión está siendo correcta. Con este análisis se podrá ver, por ejemplo, si el endeudamiento o la liquidez han mejorado o empeorado.

Cómo aprovechar el análisis financiero en una empresa

Para sacar el mayor partido a un análisis financiero lo mejor es utilizar herramientas adicionales para recopilar, procesar y analizar datos financieros.

Uno lo de los mejores softwares existentes actualmente en el mercado es Prophix, un software de gestión de rendimiento corporativo (CPM) que ayuda a medianas y grandes empresas a automatizar e integrar sus tareas de planificación, elaboración de presupuestos, previsión, consolidación financiera y reporting en una única plataforma,

Las herramientas de cierre y consolidación financiera de Prophix eliminan los procesos manuales y automatizan los recurrentes, para poder operar de la manera más eficiente posible.

Además, permite unificar los datos de diferentes sucursales o líneas de negocio para poder consultarlas en el mismo lugar.

Al utilizar datos de múltiples fuentes e integrarlos en una base de datos centralizada, creará pronósticos más exactos con información precisa.

Por tanto, con el uso de este software que facilita la extracción de datos unificados de forma eficiente se podrá dedicar toda la atención al análisis de los mismos. Con ello se ayudará a sacar más partido al análisis financiero.

Si quieres implementar este software en tu empresa para empezar a disfrutar de las ventajas que ofrece, en GOLIVE somos expertos en su implementación. Para saber más sobre nuestra labor como partner de Prophix en España, solo tienes que contactar con nosotros sin compromiso.

Como ya hemos visto, el análisis financiero consiste en evaluar la situación financiera de una empresa obteniendo informes que contienen índices de rentabilidad, liquidez o endeudamiento.

Mediante el análisis vertical y horizontal del peso de una cuenta y la evolución de la misma. Para aprovechar el análisis financiero de una empresa lo mejor es contar con un software como Prophix.